Su ritmo es una síntesis de los sonidos caribeños, africanos y del jazz, y el término que le denomina se atribuye al músico cubano Ignacio Piñeiro, quien lo utilizó por primera vez en el año 1933, en un tema del son cubano titulado «Échale salsita». Una expresión que se difundió por todo el mundo llegando a ser sinónimo de la música cubana en los años setenta.
 
 
la salsa no es un sonido único ni suena igual en todas las partes del mundo. Así, los especialistas distinguen entre la salsa dura (composiciones con sonidos en los que predominan los cueros y metales), la salsa romántica (caracterizado por melodías lentas y letras romántica) y la timba (ritmo más acelerado para bailar el Son).
Comunicate con nosotros para tener tu propio espacio en nuestra radio